Un sitio, donde todo el mundo que piensa...existe.

29 diciembre 2006

La gran casa


El mundo moderno nos ha acostumbrado a una forma de vida en el que el tiempo hace de nosotros sus esclavos, y nos impide parar y ver lo que nos rodea con los ojos del alma, con la visión del pensador, del filósofo que es capaz de leer en los símbolos, y de buscar la sabiduría no sólo en los textos, sino también en el mundo y la gente que le rodea.
Fueron los constructores de las Catedrales, los que encarnando los principios de la Arquitectura Sagrada sobre la piedra, hicieron de las catedrales un espacio privilegiado de unión entre el hombre y Dios, entre el hombre y el cosmos.
Cada Catedral y cada Iglesia tiene, sin embargo sus propias características. No hay ninguna igual a otra, todas recrean las viejas normas de construcción dictadas por el maestro constructor, pero cada una de ellas guarda su singularidad además de su ubicación que las hace únicas, todo esto me recuerda a los Pilares de la Tierra.
Sin embargo, una vez más, la Iglesia, institución que debería ser modélica en su funcionamiento, en cuanto insitutción humana, va por detrás muy por detrás de las insittuciones civiles.
La Iglesia en España administra sus recursos económicos a través de las 67 diócesis. Cada una de ellas es autónoma para obtenerlos y para decidir el destino de los mismos.
La fuente de ingresos más importante de las diócesis son las limosnas, siempre de carácter voluntario. También reciben una cantidad en concepto de Asignación Tributaria, el 0,5 de los impuestos que pagamos en el IRPF los españoles que decidimos que se destine a la Iglesia, cuando ponemos la X en la casilla correspondiente. La cantidad que el Estado entrega a la Conferencia Episcopal por este concepto se distribuye entre todas las diócesis en función de las necesidades y recursos de cada una de ellas, con la obligación de destinarla al culto, sostenimiento de los sacerdotes y actividades apostólicas y de caridad.
Justamente lo que yo pensaba, un gran negocio con ánimo de lucro, que pide mucho y da más bien poco o nada.
"En el jardín de la Iglesia se cultivan: Las rosas de los mártires, los lirios de las vírgenes, las yedras de los casados, las violetas de las viudas."
San Agustín

6 comentarios:

elpolila dijo...

Como me tenían engañao los curas cuando era pequeño!!!!. De tanto ponernos la pelicula de Fray Escoba estabamos abducidos

grampus dijo...

Gran post!!
Y, como decía Gila, estos empezaron con un pesebre... y míralos ahora.

Tamaruca dijo...

Esque este tema me irrita xD
No puedo, no puedoooo!! Aix
Nas noches, muacks ;-)

nancicomansi dijo...

Y eso que predican la humildad y ascetismos..."pos" bueno...( eso si, me gusta la "Iglesia" del Padre Ferrer, por ejemplo, con su trabajo en la India...)

weblara dijo...

elpolilla: pues si, anda que no me engañaron a mi también en las monjas, incluso nos pegaban en la mano con la regla, eran tan buenas...

Grampus: si, estos como el de Zara, que empezó vendiendo batas en un mercadillo, pa que veas.

Tamaruca: hija es que me va la marcha, estoy de un atoflagelo este final de año...

Nansicomansi: si hay alguien a quien defiendo a capa y espada, son los religioso (y no religiosos) que son los que dan en cayo en las misiones o aquí en España, que también hace falta voluntariado y buena voluntad, sobre todo.

Besucos a todos!

atikus dijo...

Es cierto, la Iglesia siempre detrás..., por cierto y aunque no suelo pisar mucho las iglesias si me gusta visitar las Catedrales y la cultura en general. Visité hace poco la Catedral de Burgos, recientemente reformada, ahora hay que pagar para verla, lo cual ha creado cierta polémica, pero también es cierto que su reforma ha costado mucho y ha quedado preciosa, sin duda una de las Catedrales más bonitas.