Un sitio, donde todo el mundo que piensa...existe.

11 julio 2008

Cuento para no dormir




Este es un cuento que escribí hace un par de años en este mismo blog, pero me gustó así que hago un pequeño re-make, algo modificado para que lo disfrutéis.


Paola yacía plácidamente dormida en su sofá de estilo biedermeier, en el salón, con la televisión encendida y casi al mínimo volumen.
Estaba al borde de la extenuación, llevaba un día agotador, no era fácil admitir que había plagiado un artículo de medicina, atribuyéndose todos los méritos en un principio.

La denuncia le había salido cara a la editorial, pero Paola poseía el don de la resolución y una amplia verborrea, con lo que consiguió convencer a sus directivos, de que había sido todo un error y lo resarciría con creces.

Estaba adormecida, mientras se sumergía en un extraño sueño, en el que veía como la mataban con un contundente golpe en la nuca, la despertó sobresaltada, se encontraba desorientada y un tanto mareada, como si el golpe hubiera sido real.
Se incorporó observando a su alrededor, todo parecía normal salvo un sutil reguero de sangre que empezaba en sus pies y seguía en línea semirecta hasta la puerta que daba salida al recibidor.

Se levantó de un salto, asustada, sus manos temblaban como si de párkinson se tratara y se dirigió hacia la puerta, temerosa de encontrarse no sabía qué.
Abrió la puerta con valentía, pero no daba crédito a lo que se hallaba ante sus enormes ojos marrones.
En el suelo estaba tendido su cuerpo rodeado de un charco de sangre y un fuerte golpe en su cabeza.

Su rostro palideció como si estuviera muerta... o a caso lo estaba?

"El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro"
Woody Allen

4 comentarios:

Carlos Becerra dijo...

Weblara:

Hay muchos mitos y leyendas sobre que ocurre momentos después de la muerte, y varios de ellos, así como el tuyo, presentan al alma parada frente al cuerpo inerte que abandonó.

Yo no tengo manera de saber si esto ocurrirá en verdad, solo lo pueden atestiguar los ausentes, y ellos no hablan, pero me gustaría que fuera así, como tu cuentas que le paso a Paola, de esa forma estaría demostrada la vida después de la vida terrenal, y no me sentiría que fui engañado siempre por tantas religiones que hablan de otro vivir posterior al fallecimiento.

Weblara, los cuentos cortos me gustan mucho, tienen la virtud de darte la solución a todas las dudas planteadas en pocos minutos.

Muy bonito tu post, te dejo un cariño.

CarlosHugoBecerra.

weblara dijo...

Carlos: pues yo creo que algo hay, no se si vida, reencarnación o que? pero no creo que todo se acabe así sin más.
Besucos!

BIRA dijo...

Muy bueno el relato, weblara. En cuanto a lo de la vida después de... yo quiero creer, pero no me resulta fácil. Es más, pienso que si nos planteásemos que lo único bueno lo podemos hacer de este lado, quizás las cosas fuesen de otra manera.

Un besote y muy buen finde, tesoro!

weblara dijo...

Bira: como bien le comento a Carlos, quiero creer que algo más hay, por que una vida me parece poco.
Besucos mi niña!