Un sitio, donde todo el mundo que piensa...existe.

17 febrero 2009

Lo que yo digo, un tuerto en mi vida


Pues si, creo que no me miró un tuerto, creo que se ha metido en mi vida.

Joer, es como la ley de Newton, cuando algo va mal, siempre puede ir peor, no, no soy una persona negativa, todo lo contrario, procuro encontar el lado positivo de cualquier situación, por que lo tiene. Pero es que llevo un principio de año...


Primero el accidente, luego el hospital, me están extorsionando y chantajeando en el trabajo, si no pago unos gastos añadidos (que no me pertenece pagar), no me da mis moldes para enviarselos al cliente, con lo cual mi pequeña ingeniería se puede ir a la mierda, literalmente.


Para más inri, esta noche no ha venido a dormir a casa mi marido, se pilló un mosqueo de la hostia, por que llamaron por teléfono el domingo a las diez y media de la mañana, para ir a desayunar churros, se puso super borduco, gritando como un energúmeno delante de la niña y por supuesto en mi casa, no voy a cosentir ni gritos ni una palabra más alta que otra, menos delante de la peque, que no es la primera vez, que se le cruzan los cables y se tira días sin mirarnos a la cara.

Así que cogió las llaves del coche y se fue, aún sabiendo que estoy sin coche. De modo que yo me cabreé más y le puse las maletas en la puerta y cuando volvió se encontró el percal.

Llamó preguntando que, que significaba aquello y escuetamente le contesté que estaba claro, que no nos gustaba su actitud.


Así que mirar que panorama tengo encima. No se nada de él, supongo que se habrá ido al apartamento que tenemos en la playa, que por mi se lo puede meter por el culo.


Así que pienso que sea lo que Dios quiera, estoy acostumbrada a estos palos y no necesito a nadie más que mi hija para ser feliz. Cuando dí el paso de casarme otra vez era para duplicar mi felicidad, no para dividirla.

No me sirve un "voy a cambiar", necesita limpiar su interior, de odio, rencor y sobervia, que tiene ahí metidos y eso lleva tiempo y paciencia, la que a mi se me acaba.


En fin, ahora que os he comido el coco, voy a coger a mi hija de su cama y me la voy a pasar a la mía.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¿que hubiera pasado si la llamas tu a ella a las 10:30? ¿Por qué me tengo que despertar asustado pensando que ha pasado algo? ¿ Por que no te llamó para quedar el día de antes? Por mi parte estoy un poco harto de que siempre, si siempre, tengamos que bailar al son que a ella más le interesa. ¿ Por que no explicas tambien que sacrificas todos los domingos para ir a desayunar a las 12:00 del medidodia, con esa persona? Y puestos a decir la verdad por que no has escrito que me llamaste GILIPOLLAS, eso si en tu casa y delante de la peque..
Tienes razón, me desperté asustado y me "jodió" que me despertara un domingo que la señora había madrugado... Aunque puestos a decir, que pasa, se te olvida como te levantas tú CADA DÍA, y lo que puede pensar tu "PEQUE".. aunque claro, a tí eso te debe dar igual por que entre otras cosas estas en tu casa...
Para terminar, y espero no elimines este comentario, no puedes imaginarte lo que es encontrarte con tus cositas en la calle, y me da igual lo que pase, pues lo que me ha quedado claro es que no eres tan buena persona como pensaba y con el gesto ese ya nada volverá a ser igual.

anapedraza dijo...

No os enfadeis, estas cosas pasan, Ana y yo (toco madera, porque hace tiempo que no) tenemos también peloteras gordas, a Juan le debe de pasar como a mi, se nos va la pinza y decimos demasiadas cosas, muy feas, y luego nos arrepentimos.

Yo creo que la tensión mina a cualquiera, son tiempos duros y por cualquier cerilla se enciende un fuego. Lo mejor es tomarse unos cafeses juntos y hacer borrón y vuelta a empezar. Tirarse reproches no conduce a nada.

Cuando pasa algo parecido a nosotros o nuestros amigos tiramos de ellos, y ellos de nosotros. Nos hacen ver un punto de vista más neutral.

Venga Juan, llámala y daros un abrazo. Los enfados envejecen.

MIGUEL

Anónimo dijo...

Jo, puede que hasta te haga caso... La quiero tanto pero a la vez soy demasiado cabezota.

Gracias Miguel

Stultifer dijo...

Mi gata maulla por la noche. Escucho el llanto suave de un niño cerca y los gritos de su madre diciéndole siempre que no a todo. La respiración y los ronquidos en la oficina de mi compañero de mesa me provocan cierto malestar.

Qué bien se vive solo.

Aniña dijo...

En su momento ambos tuvisteis vuestras diferencias, pero si os quereis ambos sabeis que esto no os conduce a nada.


un besito muy fuerte y ya sabeis hacerlo por la peque!!!


besitos

weblara dijo...

Anónimo: por que la odias tanto? si sabes que es como mi hermana.
Llamar a las 10:30 no es para asustarse, es una muy buena hora para levantarse y sí, te llamé gilipollas y se me llenó la boca, por que cuando se te cruzan los cables eres un gilipollas y no sabes ni lo que dices.
Y si, tengo mal despertar siempre, todos los días del año, sin excepción alguna.
E igual que saqué las maletas, lo volví a guardar todo por la tarde, por eso por que soy una malísima persona y después de aguantar más de un cruce de cables sin hablarme durante días, todavía soy tan mala malísima, que estoy dando otra oportundad a nuestra relación, pero ya no depende de mí ni de mi hija.
Así que tú sabrás si vas a venir a dormir a casa o no.

Miguel: agradezco tus consejos, que sé que te vienen del corazón, no se lo que voy a hacer, tengo demasiada presión por todas partes, incluso me siento desubicada ahora mismo. No se...

Stulti: tu si que sabes, jejeje.

Aniña: el odio y el rencor no conducen nada más que al dolor de uno mismo, a mi no me gusta vivir con dolor.

BIRA dijo...

Pocas cosas hay más difíciles que la convivencia y creo que una de las razones es porque en multitud de ocasiones una de las partes ha de ceder (a mí me cuesta muchísimo).

Para desahogarte, querida Weblara, está bien lo del blog, pero creo que tenéis muchas cosas que hablar los dos, cara a cara, sin tensiones y sin malos rollos. Creo, por lo que puedo leer, que ambos sentís amor por el otro. Entonces, porqué tirarlo todo por la borda? No soy nadie para dar consejos (además, quien da consejos no da pan), pero creo que deberíais tranquilizaros un poquito y después hablar.

Estais viviendo una racha dura, pero las hay peores, al fin y al cabo has salido "bien" del accidente, Amina está ya en casita y lo del trabajo se solucionará. Y si no se soluciona y tienes que pagar más, pues hija, al final es sólo dinero. Si pienso en lo que quedaron a deberme cuando me fui de España me sale hasta urticaria, así que paso de pensar en ello.

Tu familia, tu hija, tu misma sois más importantes que cualquier problema y pocas cosas hay que no puedan arreglarse hablando.

Te has preguntado porqué le cae mal esa persona? Lo habéis hablado?

Yo, que tengo muy mala hostia, comprendo la posición de tu marido, porque ODIO que me despierten, más si es domingo. Y me da igual si son las diez o las doce, si estoy dormida es porque lo necesito. Pero también te comprendo a ti, y comprendo que quieras compartir también un poco de tiempo con una persona que es importante para ti.

En fin, que creo que lo mejor sería que hablaseis, que marcaseis unas pautas o unos límites si es necesario, hasta que las aguas vuelvan a su cauce. No crees que vale la pena?

Besotes muy gordos!

Rosa dijo...

Venga... después de la tormenta llega siempre la calma...
Os deseo que se arregle todo... pero hablad, decir lo que se siente realmente., suele funcionar.

Saludos a los dos.

reflejos femeninos dijo...

Bueno, espero que todo esté más calmo. Yo también tengo mis agarradas con mi marido. Pero el tiempo aliviana todo, las broncas, los odios, los olvidos, tal vez falte algo de diálogo, decirse lo que le molesta a cada uno y prometerse no hacerlo para una mejor convivencia. Tal vez hay celos....
Quisiera ayudarte pero nosé como....
Yo te traje una cosa linda,que tienes que retirar de mi blog, pero entiendo si no tenés ganas, de retirarlo, dejalo para cuando estés bien, con ánimo, dale, igual vale mi intención.

No nos conocemos desde hace mucho, pero me caes re-bien y me gustaría
conocerte un poquito más.

Saludos y mucha calma, paz en tu hogar.
andrea.-
reflejos femeninos.blogspot.com

Urkatu dijo...

Vaya por dios...

Lo que tiene el amor que nos ata y nos desgarra y sin poder librarnos de él eh.

Anónimo dijo...

Creo que se debe barrer la casa para adentro, ¿os habeis planteado ir a un pograma de esos de la tele que lo solucionan todo?. Seria super divertido.

Zorro

Neutrino dijo...

Cuando hay gritos y broncas esporadicas es porque hay amor y con amor se pueden solucionar las cosas. Pienso que con tiempo y paciencia y hablando todo se puede solucionar.

Un abrazo